martes , 12 diciembre, 2017
Inicio > Temas De Cocina > Más que un plato de fríjoles
Más que un plato de fríjoles

Más que un plato de fríjoles

Los fríjoles son una leguminosa y como la mayoría de las leguminosas, no solamente son importantes para el consumo humano sino porque el hombre en su creciente necesidad de proteína animal sea carne o leche, para el consumo humano, nos obliga a ser eficientes en la producción animal y en su nutrición.

Se ha determinado que la alimentación para la producción bovina más barata es la que proviene del pastoreo, sin embargo esta no alcanza a llenar las condiciones de producción ya sea por las limitadas proteínas que aporta el pastoreo, la digestibilidad de los nutrientes, la calidad de los suelos y la estacionalidad de las lluvias que limitan la producción en ciertos períodos del año.

Una alternativa viable es el aprovechamiento de las leguminosas tanto silvestres como cultivadas que mejoran la oferta forrajera en épocas de malos pastos para la producción bovina. Las leguminosas almacenan una alta cantidad de nitrógeno en sus hojas, flores, frutos y tallos que puede ser aprovechados por la naturaleza digestiva de los rumiantes. Adicionalmente, las leguminosas mejoran la calidad de los suelos fijando nitrógeno en estos.
¿Y de nosotros los humanos que? En los supermercados, muchos desatendemos uno de los tesoros nutricionales más importantes que la naturaleza nos ha dado: los fríjoles. Estos nos proveen con una infinidad de beneficios para nuestra salud y además los consideramos dentro de varios grupos alimenticios. Como los panes y los almidones, los fríjoles son ricos en carbohidratos complejos sin embargo los tenemos catalogados como vegetales que nos ofrecen vitaminas, minerales y antioxidantes.

Te recomendamos esta deliciosa receta con fríjoles

También los podemos catalogar en el grupo de las proteínas como miembro proveedor de abundante proteína. Sin embargo y muy diferente a otros miembros de este grupo, los fríjoles proveen de nada a casi nada de grasas y no contienen colesterol. Es más, estos reducen los niveles de colesterol y triglicéridos muy contrario a lo que hacen muchas proteínas animales.

Aunque los fríjoles nos han acompañado por miles de años, hoy en día se les considera un superalimento.
Las razones para esto son:

1. Son amigables con el corazón
Son amigables porque contienen una gran cantidad de fibra soluble. La fibra soluble se pega a las partículas de colesterol y las saca del cuerpo reduciendo así los niveles de colesterol y triglicéridos. Si se prefiere fríjoles enlatados, se recomienda enjuagarlos en agua para así reducir los niveles de sodio presentes en productos enlatados.

2. Son bajos en grasa
La mayoría de los diferentes tipos de fríjoles son bajos en grasa (2-3%) y no contienen colesterol al menos que estos sean preparados con otros ingredientes que contengan grasa (tocino). El que reza y peca empata.

3. Están llenos de proteínas
Las reglas generales de nutrición dicen que debemos consumir más proteínas provenientes de las plantas. Media taza de fríjoles (50 gramos aprox.) provee 7 gramos de proteína. Esta cantidad en proteína es aproximadamente lo mismo que provee 29 gramos de pollo, carne o pescado.

4. Mantienen el azúcar en la sangre balanceado.
Con un nivel glucémico bajo, los fríjoles contienen una mezcla perfecta de carbohidratos y proteína. Por esto, los fríjoles se digieren despacio lo que ayuda a mantener estable la glucosa en la sangre y puede ayudar a limitar la irritabilidad y fatiga.

5. Reducen el riesgo de cáncer
La comunidad científica recomienda que los adultos deban consumir unas tres tasas (300 gramos) de fríjoles por semana para promover la reducción del riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer. Esto, se debe a la abundancia de fibra y antioxidantes.

6. Nos mueven el estómago
Cargados de fibra, los fríjoles promueven la regularidad intestinal previniendo la constipación. Para aprovechar al máximo las comidas altas en fibra, es bueno acompañarlas con bastantes líquidos preferiblemente agua. Por cada 100 gramos de fríjoles, estos contienen de 5 a 8 gramos de fibra.

7. Te ayudan en la dieta
Porque se digieren despacio y te mantienen satisfecho por más tiempo sin una excesiva cantidad de calorías.

8. Son versátiles.
Se consiguen enlatados, congelados, secos, se consiguen en todos lados y son fáciles de preparar y almacenar.

9. Son relativamente baratos
Por su rendimiento, tres a uno aproximadamente, se vuelve un producto muy barato y lleno de beneficios.
Si los beneficios de consumir fríjoles no son suficientes para convencerlo piense entonces que los fríjoles tienen un sabor delicioso, que existe un millón de recetas para prepararlos y que la humanidad los ha estado consumiendo por miles de años.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

*